Confesiones de un GAP

Muchos años antes de trabajar de comerciante en Puente Alto, Agustín Rodena tenía una pega al que solo un puñado de hombres pudo llegar. Él fue parte ...