El plebiscito está a la vuelta de la esquina. Y una nueva Constitución es inminente. Son momentos que, obviamente, aparecerán en los libros de Historia en el futuro. ¿Cómo empezó este proceso? Con estudiantes de enseñanza media pasando por encima de los torniquetes del Metro de Santiago, debido a un anuncio que puede parecer simple: el aumento de $30 de la tarifa del transporte subterráneo. Cinco adolescentes cuentan aquellos días, la primera vez que se manifestaron y sus motivaciones para hacerlo.

Por José Francisco Montecino

F., 15 años: “Desde pequeño evadía el metro, porque no había plata para pagar el pasaje.  Cuando era pequeño, era muy complicado para nosotros tener plata. Después igual lo seguí haciendo, aunque hubiese dinero porque, la verdad, nunca he tenido una buena relación con la gente del Metro, o con la autoridad en sí. Yo he evadido casi toda mi vida, ya que considero que es demasiado dinero para un transporte que no merece la pena, que es incómodo, y que no vale lo que cuesta el pasaje. La evasión masiva a la que fui acá, en La Cisterna, fue la vez en que la estación quedó totalmente cerrada por eso”.

***

4 de octubre, 2019. Emol: Durante la tarde de este viernes, el Panel de Expertos del Transporte Público informó que a contar del próximo domingo 6 de octubre habrá una nueva alza en la tarifa del servicio RED, Metro y Tren Central (…) Con lo anterior, el pasaje en el Metro experimentará un alza a $830 en horario punta”.

***

V., 14 años: “Creo que la primera vez que evadí fue esa semana, del 18 de octubre. Me enteraba de las evasiones por Instagram. Iba a los metros que quedaban cerca. A veces fui a escondidas de mi mamá. Iba sola y ahí me topaba con amigos o amigas. Iba ansiosa. Era como mi desahogo. En mi familia igual usan harto el metro y la micro, para el trabajo o el médico. Cuando evadía, pensaba en mi abuelo. Él estaba hospitalizado para el 18 de octubre. La salud en Chile es terriblemente mala, la Salud Pública. Así que pensé que no eran solo $30, era la salud, la educación. Todo eso”.

***

7 de octubre, 2019. Ministro de Economía, Juan Andrés Fontaine, entrevista en CNN Chile: “Alguien que sale más temprano y toma el Metro a las 7:00 de la mañana tiene la posibilidad de una tarifa más baja que la de hoy. Ahí se ha abierto un espacio para que quien madrugue puede ser ayudado a través de una tarifa más baja”.

***

I., 16 años: “La primera vez que evadí fue genial. O sea, la sensación de euforia que tuve en ese momento fue increíble. Era mucha gente en el metro. Justamente mi liceo queda afuera del metro Santa Ana, entonces doblamos y está el metro. Y fue una evasión gigante. Había más liceos. Algunos compañeros se quedaron ahí golpeando, saltando. Otros se fueron a otras estaciones para seguir evadiendo o ayudar a los que iban a evadir. Luego los carabineros se dieron cuenta que eran muy seguidas nuestras evasiones y empezaron a llevar patrullas”.

***

10 de octubre, 2019. The Clinic: “Estudiantes del Instituto Nacional llevan 4 días evadiendo el Metro al estilo avalancha”.

***

D., 16 años: “La primera vez que evadí fue un sentimiento bonito, porque muchas personas se unieron para manifestarse y ser partícipes de eso. Se sintió hermoso. Sentir que estabas haciendo un cambio y que estaba alzando la voz por los que no pueden. Se siente magnífico. Esa primera vez fue en Los Héroes. Me pasé por arriba del torniquete y fue genial. Fue el 18 de octubre”.

***

14 de octubre, 2019. La Tercera: “Las acciones masivas de evasión de pago ocurridas hoy, protagonizadas mayoritariamente por estudiantes secundarios, obligaron a cerrar cinco estaciones del Metro y generaron trastornos en el movimiento de pasajeros en la red”.

***

Liceanos corriendo por Metro San Lucia

Edison, 19 años: “La primera vez que evadí fue el 17 de octubre. Yo había visto que habían hecho evasiones masivas en otros lados. Y cuando dijeron que harían una en el metro cercano a mi liceo dije ‘sí, obvio, démosle’. Estaban planeando una fuga masiva como protesta. Fueron todos al portón, lo abrieron y escaparon. Y después fueron al metro Ciudad del Niño, que quedaba cerca, y evadieron todos. Si bien había harta policía, igual pasaron. Al día siguiente planearon hacer lo mismo, pero esta vez fue más grande. Fue más gente. Y fue cuando Ciudad del Niño fue destrozada”.

***

15 de octubre, 2019. Ministra de Transportes, Gloria Hutt, sobre evasiones masivas en el Metro: “(…) No tienen un argumento (para protestar). En el último cambio de tarifa, los escolares no tuvieron ninguna modificación”.

***

I.: “Cuando íbamos a hacer una evasión masiva con otros liceos llegaron patrullas a perseguirnos. Nos persiguieron hasta dentro del liceo. Tiraron lacrimógenas y creo que se llevaron a unos cuantos alumnos. Eso fue como un miércoles. Pero no me quitó las ganas de volver a hacerlo, solo fue un momento de miedo. Obvio, nunca me había pasado, nunca había hecho algo así, entonces fue cuático”.

***

16 de octubre, 2019. Exgerente de Metro, Clemente Pérez, en entrevista con 24 Horas: “Cabros, esto no prendió. No prendió. No son más choros. No se han ganado el apoyo de la población. (…) La verdad la gente está en otra. El chileno es bastante más civilizado”.

17 de octubre, 2019. Presidente del Panel de Expertos del Transporte Público, Juan Enrique Coeymans, en entrevista con La Tercera: “Cuando suben los tomates, el pan, todas las cosas, no hacen ninguna protesta”.

***

V.: “Esa primera vez que evadí fue en el Metro La Cisterna. Fue adrenalínico. Estaba en el patio de comidas del Intermodal con un amigo. Con él estábamos súper piola, y empezaron a hacer evasión masiva. Muy masiva. Justo llegó la hora de irme a mi casa. No contábamos con ir a la evasión. Yo salí del intermodal, y vi que venían corriendo varios cabros, pero eran muchos. Ahí tuve que entrar no más. Me uní a ellos. Igual tenía miedo, porque arriba del Metro estaban los pacos. Si salía, me llevaban. Tuve que saltar el torniquete, mientras que otra gente pasaba por abajo”.

***

18 de octubre, 2019. El Mostrador: “Hoy se cumplió la quinta jornada consecutiva de evasiones masivas (…) en Los Héroes se identificaron atochamientos debido a la poca cantidad de torniquetes habilitados. Carabineros destinó el 90% de su dotación para resguardar las diversas estaciones del medio de transporte”.

18 de octubre, 2019. BioBioChile: “Sin mea culpa: ministra Hutt condena protestas en Metro y descarta rebaja de tarifas”.

***

F.: “La semana del 18 de octubre estaba enojado, por la forma en que reprimían los pacos. «Carabineros», como le quieran decir. Me parecía inadecuado. Demasiado violento. Exagerado”.

V.: “El 18 de octubre me devolví del colegio directo a mi casa. Estábamos acá, cuando empezaron a llamarme desde la casa de mi abuela. Mis tíos aún no llegaban. Los llamé y me dijeron que habían parado las micros y el metro”.

I.: “En la mañana del 18 de octubre no hicimos nada en mi liceo. En la tarde hicimos una asamblea de una hora y media, para organizar si haríamos algo grande con otros liceos que quisieran unirse. Hacer algo en la plaza, evadir o varias cosas más. Personalmente me dio miedo. Dije que iba a evadir, pero no que iría a Plaza Dignidad a manifestarme, porque tenía un poco de miedo”.

Edison: “Para la evasión que hicimos el 18 no hubo guardias. No hubo nada. Así que llenaron de carteles, destrozaron. Luego llegaron las Fuerzas Especiales. Ahí sí que quedó la grande. Recuerdo que participamos mucha gente. Incluso algunos profes, gente de la directiva del liceo. Cuando llegó la represión tuve que arrancar. Dije ‘pucha, si bien yo no destrocé nada, a ellos no les va a importar’, así que salí corriendo no más. Ese mismo día se anunció el toque de queda. Luego llegué a la casa y vi que en varios metros igual habían hecho lo mismo y dije: ‘mira, coordinadísimos todos’”.

D.: Ni siquiera estudio por Los Héroes, pero fui a evadir. Me fui en micro desde La Cisterna. Fui con amigos, como a las 5 de la tarde, Luego de eso fui a la casa de una amiga y vimos que se estaba quemando ese edificio de Enel. Ahí supimos que estaba quedando la embarrada. Ahí dijimos «oh, esto es serio».

***

19 de octubre, 2019. BBC Mundo: El Presidente de Chile, Sebastián Piñera, decretó en las primeras horas de este sábado el estado de emergencia en Santiago (…). La capital de Chile vive un colapso inusual. Las protestas se recrudecieron la tarde del viernes. Algunos locales comerciales fueron saqueados y estaciones de metro y autobuses del transporte público fueron incendiados. Fuentes oficiales indicaron que hubo incendios en 19 estaciones de metro”.

***

V.: “Yo me levanté como cualquier día normal, y en la tarde había un estallido social. Quedé plop. Se siente bonito haber participado. Por fin pudieron escuchar la voz de todos”.

D.: “Yo estaba super emocionada. Me dio gusto ver que los estudiantes estaban tomando las riendas de la situación. Eso fue fantástico, muchas veces los adultos dicen que esta generación está arruinada, cosas así. Y siento que demostramos todo lo contrario, al hacer un cambio en Chile. Y que nosotros partimos haciéndolo”.

I.: “Camino a mi casa empecé a ver lo que empezaba a ocurrir en varias estaciones del metro. Estaba nerviosa pero feliz. La gente se estaba manifestando. En la noche hicimos un cacerolazo donde vivo.  Cuando explotó todo me sentí… no sé si importante, pero un mini orgullo, de que yo había participado en esas evasiones”.

Edison: “Yo sabía que iba a venir algo más grande, pero no esperaba eso. En la evasión del 18, yo pensé: ‘Ya, rómpanlo. ¿A mí que me importa? Si yo también estaba enojado’. Los entendía. No pensé en un toque de queda, ni un Estado de Emergencia. Pero sabía que algo iba a pasar. Si bien yo participé estando en cuarto medio, los que más participaban eran cabros de 14 a 16 años, ellos empezaron el movimiento al final. Pienso que ellos merecían votar en el plebiscito. Yo creo que a los 16 estás más que consciente de todo lo que pasa. Algunos cabros de 14 son más conscientes que gente adulta, que sí va a votar”.

F.: “En el momento en que empezaba a ver que las personas después del trabajo iban a Plaza Italia, como se le conocía en ese momento, me empecé a sorprender, a sentir con más energía, a salir a luchar, al ver a la gente estaba enojada, que no salió antes por miedo. Nunca creí que llegaríamos a cambiar la constitución. La verdad es que quedé impactado, pero a la vez muy feliz. Por fin tendríamos un cambio de verdad desde la dictadura”.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.