Salvo excepciones como «Corrientes», no hay una sola letra en los temas de Tortuganónima, banda santiaguina que partió en la pasión por el math rock y que evolucionó a tal nivel que ahora sus integrantes también vacilan el trap. A siete años de debutar en los escenarios, el grupo está promocionando Ukiyo, single que ya tiene gráficas y que salió la semana pasada por las redes sociales. 

Por María José Parker

Para Tortuganónima llenar estadios y ganar premios es superficial al lado de lo gratificante que son las experiencias vividas y los lazos formados con su público. De estar en festivales de renombre y compartir con bandas aclamadas y seguidas por miles, ellos prefieren atesorar aún más los recuerdos de la casa que los vio nacer y son algunas de las pequeñas/grandes cosas que podemos discernir de la banda math rock santiaguina.

TOCATA. Más que los premios y las
tocatas llenas de gente (y llenas como
en la fotografía), a la banda le gusta
más recordar las experiencias vividas. (Foto: Facebook)

Próximos a lanzar un nuevo single de lo que pretende ser el cuarto larga duración en el que están trabajando. Algunos trabajos anteriores fueron Ásteral (2016), Pársec (2015) y Tortuganónima (2013). Nos acercamos a Felipe (bajo), Gérard (guitarra/Synth), Octavio (batería) y Gabriel (guitarra) para saber un poco más sobre su trayectoria, experiencias e indagar un poco más allá sobre sus perspectivas de los espacios en los que se ven envueltos.

-¿Cómo nace Tortuganónima? 

OCTAVIO EN LA BATERÍA. La música
de Tortuganónima, dicen ellos, sirve
para generar lazos y conocer gente.

-Nace de las ganas de Andrés (ex-baterista), Felipe (bajista) y Gérard de querer formar una banda de math rock, ya que era lo que más escuchaban durante esa etapa.

-¿Tenían expectativas musicales previas antes de la formación sonora de la banda?

-Creemos que todos tenemos ciertas expectativas con la escena musical en general. Algunos (Valdo) nos pasamos rollos en algún momento con llenar estadios, ganar premios y esa shit, pero al final nos dimos cuenta que todo eso no vale nada en comparación a las experiencias y a la cercanía que hemos generado con nuestro público durante nuestra existencia como banda. Al final, la música para nosotros trata sobre generar lazos, conocer gente y tocar nuestras canciones en espacios generados por gente que también comparte esos “valores”. Hoy en día, esas vendrían siendo nuestras expectativas cuando vamos a tocar a algún sitio.

-¿Cómo creen que se mueve “la escena” respecto a la apuesta musical que proponen?

-Hoy en día la escena está agarrando mucho vuelo gracias a los lazos que se han ido generando entre LeRock, Anomalía (Argentina), AntiRudo (Perú) y Intrstlrs (México). Sentimos que es un momento crucial para hacer cosas grandes a nivel latinoamericano, como festivales, giras y lanzamientos. Para nosotros lo más importante ha sido destacar que la influencia musical ya no viene de bandas de países del norte, sino que ahora viene desde este lado del planeta. Durante el proceso de composición de nuestro nuevo disco pudimos darnos cuenta de esto, comparando ciertos pasajes de nuestras nuevas canciones con los de otras bandas amigas de nuestro país, o países vecinos, y en verdad sentimos cierta alegría saber que ya no “dependemos” de bandas como TTNG o American Football (por nombrar algunas) como fuentes de inspiración.

-¿Han atravesado algún momento difícil como banda?

-Así como difícil-difícil no creo. A lo mejor tener que lidiar con el mercado musical chileno puede ser considerado como un momento difícil para la banda. En su momento tal vez fue difícil lidiar con la salida del Andy de la banda, ya que además estábamos a meses de irnos de gira a Japón y nos urgía un baterista nuevo. Afortunadamente las cosas se dieron para que llegara Octavio quien se integró rápidamente y sin mayores problemas.

UNA TARDE EN EL CAMPO. La
influencia musical ya no viene tanto
de bandas anglo, sino que han surgido
buenas bandas de Latinoamérica.

-¿Cuales son los géneros y bandas con los que más se identifican?

-Hoy en día no nos sentimos tan identificados con el math como tal. Siempre estamos buscando experimentar con nuestra música, por lo tanto tratamos de nutrirnos de la mayor cantidad de bandas, intérpretes y géneros que nos llamen la atención. Actualmente, escuchamos desde música clásica hasta un poco de trap. Nos gusta ene el rap, el jazz, el reggae, música ochentera, música noventera, y ufff… un montón de estilos. Y así por nombrarte algunas bandas, de repente escuchamos Palm, Radiohead, Pearl Jam, Soundgarden, Tears for Fears, Sade, Miles Davis, Death Grips, Toe, Fishmans y demasiadas más.

-¿Cual creen que fue el hito más importante que han atravesado como banda?

-Sin lugar a dudas, telonear a Toe en el teatro Nescafé de las Artes (Providencia). También, todas las giras que hemos hecho han sido súper importantes tanto para la banda como para cada uno de nosotros.

BA DUM TSS. Uno de los momentos
difíciles fue la salida de Andy de la
banda, uno de los fundadores.

-¿Cambiarían o mejorarían algo de lo que han hecho hasta ahora respecto a su música?

-La verdad es que nos sentimos bastante satisfechos con nuestros lanzamientos hasta ahora. Todos nos han abierto alguna ventanita o puerta que nos ha ayudado a cimentar el camino de nuestra trayectoria. Nos hubiera gustado tener los medios para haber podido hacer unas producciones y ediciones de lujo de nuestros álbumes anteriores, pero ya está. Al final cometer esos “errores” nos sirve para mejorar a futuro, y este proceso ha sido muy muy fructífero para nosotros como banda.

 

Escucha el último single de Tortuganónima, Ukiyo:

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.