Después de un paso caluroso por el norte usando una tenida futbolera, el vocalista de la banda, Juan Fernando Rubilar -alias mico- habla de la importancia del ejercicio de ser músico, qué significa grabar un primer disco y abre la posibilidad de usar canilleras además de cascos. Cuando dio esta entrevista, le habían robado hacía poco. Acá nos cuenta más.

Por Ángel Guzmán.

Hicieron una gira veraniega por el norte, un poco más lejos que las bandas del centro del país. Vacilaron el calor, las playas y conocieron a varios entusiastas de toda clase y cualidades. Carretes intensos y alocados marcaron esa parte del verano de Medio Hermano, que volvieron (vía internet) con malas noticias, porque a su vocalista y guitarrista, Juan Fernando Rubilar le entraron a robar a su departamento de Santiago.

En esas circunstancias y sin estar aún informados de esta mala pasada, BUSH IN ACTION habló con él mientras visitaba su casa de Los Ángeles, donde no iba desde navidad, para cumplir labores de “buen hijo”.

Al teléfono confidencia de- talles de Lucha Libre, el LP de- but de la banda: las canciones fueron concebidas y tocadas durante 2015. Con ese training pasaron abril entero de 2016 grabando, dos meses más de mezclas y uno de masterización para presentarlo en agosto con sus gráficas respectivas ligadas a los perritos, entre ellos -presumiblemente- se encuentra “Arturo”.

“Había un norte que era plasmar el sonido de la banda tocando. Entonces grabamos con los tres instrumentos: guitarra-bajo-batería así de una. Una sola toma y así quedó. De repente hacíamos dos o tres, pero elegíamos una toma. No hay edición entre lo que se grabó. Esa propuesta de producción marca la tónica de lo que marca el sonido de lo que salió. Como el objetivo era ese, creo que es fidedigno en ese aspecto y me deja satisfecho”, cuenta.

Medio Hermano junto a Paracaidistas en su gira por el norte. Eso fue en el verano de este año y nos demoramos más que la cresta en sacar la nota. Ya.

Medio Hermano junto a Paracaidistas en su gira por el norte. Eso fue en el verano de este año y nos demoramos más que la cresta en sacar la nota. Ya.

DE VIAJE POR EL NORTE

La versión 2017 de la banda la componen Ricardo Herrera (bajo), Juan Fernando Rubilar (guitarra y voz), Luis Herrera (teclados) y Cristóbal Soto (batería). David Peña fue baterista en la gira por el norte, donde los conocimos, porque se quedaron en mi casa de Antofagasta. Allí

la pasamos la zorra en una fiesta turbia y jugamos ping pong en el patio.

Para eso previamente la banda hizo tocatas ft. Paracaidistas (Hablamos con ellos en BUSH IN ACTION N°17), con quienes viajaron, y diseñaron una gira sustentada en la bondad de ter- ceros en cuanto a alojamiento. El viaje abordó La Serena, Coquimbo, Antofagasta y Iquique.

“En cuanto a lo monetario salimos para adelante, tampoco te voy a decir que nos hicimos millonarios, porque esa sería una mentira, pero al menos nos dio para comprar todos los pasajes ida y vuelta, para mover- nos dentro de las ciudades, ahí cada uno llevaba su plata para comprarse lo que quisiera en cuanto a sus sustancias y sus fármacos, pero salió todo bien en cuanto a lo monetario”, relata al celu Mico, como le dicen a Juan Fernando.

-Si ya usan shores. ¿Han pen- sado en usar canilleras (valen 6 mil las Nike)?
-A veces las tocatas se ponen agresivas y salen locos volando y caen encima de uno. Entonces, además del uso de canilleras me gustaría implementar el uso de cascos porque el jockey no defiende mucho; no cuida mucho tu salud. Así que me gustaría implementarlo.

-¿O sea que podrían usar cascos?
-Sí, hemos querido usar cascos, porque la seguridad es lo prime- ro.

-Me gustaría saber si me puedes hablar de tu formación e instrucción como músico, porfa.
-Pucha no tengo muchos estudios formales, me considero músico auto didacta. Cuando chico tenía amigos que iban a clases de música, eran como músicos más aventajados. Yo miraba lo que hacían con las manos y ahí tratando de adivinar cómo era la cosa. El resto, no sé, puro oído, practicar en la casa. Diría que mi formación es bastante precaria, no por eso di- ría que es insuficiente, sino que parte del entusiasmo y como un poco imitando literalmente lo que hacen otros músicos. Por suerte no soy tan asiduo al heavy metal ni esas cosas, pero me gusta la música popular, la que se hace con acordes sencillos, de repente con algunos arreglos de cosas, pero uno va aprendiendo de a poquito y como diría yo ‘estudios autodidactas no mais’ y con eso me da.

-Cuéntame, de acuerdo a tu experiencia, ¿qué significa para una banda grabar su primer disco?
-Diría que es como hacer una película, de repente registrar una canción no cuesta mucho, un disco breve de cuatro canciones, no es difícil englobar un concepto bien breve. Pero quizás de repente hacer un disco implica trabajar un relato o al menos supone ese desafío, tratar de condensar la música en un sonido, no diría ser original (que diría que es una utopía), creo que es bien comparable a llevar el relato y el formato de la música a un nivel un poco más ambicioso. Pero igual a mí me gusta cuando la cuestión se hace sin tanta pretensión, llegar y grabar y chao. Es subjetivo, pero creo es el primer gran desafío quizás para una banda, aparte de constituirse y tocar como a ellos le guste al menos.

En Antofa tocaron afuera del Registro Civil.

En Antofa tocaron afuera del Registro Civil.

-Nos puedes recomendar bandas que te gusten.
-Ah ya poh. Recomiendo a un músico que es solista y se llama Teratoma,
es un compositor extraordinario, es muy bueno,
me encanta, tiene un
sentido del humor, pero
que no es directo, medio oscuro incluso un poco, es bien bueno. Dolorio y Los Tunantes son bien buenos. A un compositor de San Antonio que se llama Pato Patín, que es ya un poco más punky, lo admiro muchísimo. Bueno tam- bién hay toda una corriente de compositores que graban en baja fidelidad, que se agrupan bajo un colectivo que se llama Cloaca Pop. Quizás Medio Her- mano y Paracaidistas habitan un pop más subterráneo, el de ellos es ya de cloaca y creo que está bien bueno.

-Si entendemos la música como una industria de emo- ciones. Desde tu punto de vista, ¿cómo se puede llevar una vida de esa forma, com- poniéndola en tu caso, y a la vez desarrollando un proyecto que igual tiene afanes de conseguir dinero y, que a la vez, tienes que desarrollarlo con más personas?
-A mí siempre me ha generado un conflicto que el arte -y también el deporte-, estén tan liga- dos a la industria del entretenimiento, porque a veces como que eso lleva a mercantilizar, a la fuerza, todo lo que a uno le gusta de una manera debe ganar millones de dólares siendo rostro de Adidas, pero después todo el mundo tiene la libertad de presionarlo y juzgar- lo y debe ser difícil vivir así. Yo nunca voy a grabar una canción para Adidas y seguramente no voy a ganar una cifra de la que ganan esas personas, pero, al mismo tiempo, dedicarse al arte tiene un tema de emociones y trabajo colectivo con personas que creen en lo mismo que tú, que tienen una misma convicción y, al mismo tiempo, buscar una retribución económica es bien difícil. No diría tampoco que es como un sacrificio ni tampoco es un apostolado. Supongo que es algo que debe estar ligado a la convicción y , al mismo tiempo, a la paciencia.

-Perfecto. Estoy listo por mi parte. ¿Te gustaría complementar con algo más o querí hablar de algún tema en especial?
-Eh… no, solamente agradecer la invitación a conversar, me gusta conversar y saludar a quienes puedan acercarse a estas palabras y recomendarle hacer lo que les apasiona, sea o lo que sea, ojalá no sea nada ligado como a, no sé poh, como abusar de menores. Si eso les apasiona, por favor no lo hagan.

Puedes releer e imprimir la entrevista aquí.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.